La conducción defensiva consiste en un conjunto de técnicas para manejar y evitar situaciones que puedan provocar un accidente. Conduciendo de esta manera, puedes minimizar las probabilidades de colisionar y, en caso de hacerlo, se disminuye la gravedad de las consecuencias.

En otras palabras, esta consiste en planificar tu conducción, ser consciente de los riesgos en el tráfico y manejar de una manera cautelosa. Al aplicar este método, el acto de conducir un coche se hace mucho más fácil, al tiempo que el riesgo de un accidente se vuelve significativamente menor.

Diez claves de la conducción defensiva que tienes que conocer

El manejo seguro de tu auto no solo sirve para mantener tu integridad y la de tu familia, también hace que las vías sean más confiables para los demás conductores.

1. Mantener una visión actualizada de todo lo que sucede alrededor

Para conducir con confianza, debes reducir los puntos ciegos lo más que puedas. Para ello, no solo debes mantener tu vista en el centro de la vía, también presta atención a los costados y revisa los espejos retrovisores frecuentemente.

2. Debes conducir a una velocidad prudente

Manejar a baja velocidad es una práctica vial que te puede salvar la vida. Yendo a una velocidad prudente ganas mucho tiempo de reacción que te puede salvar de una colisión o disminuir los daños en un accidente.

3. Nunca te confíes

Nunca puedes dejar tu integridad en manos de alguien más. En las vías siempre debes estar alerta y listo para reaccionar en caso de que otro conductor en la carretera cometa algún error. En las vías públicas te puedes encontrar con todo tipo de choferes y no todos pueden estar teniendo un buen día, así que mantente siempre listo para maniobrar.

4. Conserva una distancia adecuada con los otros coches

En las carreteras los autos deben mantener una distancia entre sí de por lo menos diez metros cuando se conduce a más de 30 kilómetros por hora. Con esto se puede evitar que sucedan colisiones ante frenadas inesperadas y otros contratiempos. Cuando en la vía hay ciclistas y motociclistas, con ellos se debe mantener una distancia de por lo menos 2 metros.

TE PUEDE INTERESAR:  Vende tu carro ya: la guía definitiva

5. Reconoce bien tu carro

La mayoría de los coches cuentan con sistemas de seguridad activos y pasivos. Es importante que los reconozcas, sepas para qué sirven y aprendas a utilizarlos en situaciones reales de conducción.

6. Estudia varias técnicas de manejo en diferentes situaciones

Manejar bien exige dedicación y esfuerzo. Tienes que pulir tus habilidades con técnicas que te permitan hacerlo en diferentes situaciones adversas. Por ejemplo, saber cómo conducir de noche y con poca visibilidad, en la nieve, con neblina, bajo la lluvia. También, cómo frenar de emergencia, aquaplaning y sortear obstáculos en la vía, etc. De esta forma, te convertirás en un conductor todo terreno y seguro en la carretera.

7. Ten siempre las manos sobre el volante

No seas de esos conductores que manejan con una sola mano en el volante. Mantén tus manos siempre en la posición correcta, 9 y 15. Esta postura es la más segura, ya que permite maniobrar más fácilmente ante un imprevisto. ¡No te confíes!

8. Mantente alejado del alcohol cuando conduzcas

El alcohol es una sustancia que reduce el estado de atención en el ser humano, merma los reflejos y causa somnolencia. Por ningún motivo debes conducir si te encuentras en estado de alicoramiento. Lo mismo aplica para otras drogas alucinógenas u opiáceos que afectan la calidad visual y el estado de alerta.

9. Por nada del mundo te distraigas mientras manejas

Los conductores que contestan llamadas en el auto, que revisan el WhatsApp y sus redes sociales o que se distraen fácilmente con lo que sucede a los lados de la vía son focos de riesgo en la carretera. Por ello, es importante que silencies las notificaciones de tu teléfono y te centres en el acto de conducir.

10. Conoce y respeta las normas de tránsito

No está de más decir que debes mantenerte actualizado con las normas de tránsito, el estado de las vías en tu ciudad, los cruces prohibidos y sobre las vías de doble o de un solo sentido. Evita violar los reglamentos viales. Si estás teniendo problemas para llegar temprano a tu trabajo, no trates de resolver el problema haciendo cruces prohibidos. Mejor intenta despertarte más temprano y no le hagas la vida más difícil a los demás.

TE PUEDE INTERESAR:  Licencia de conducción categoría B1: los requisitos paso a paso

Ahora ya lo sabes, la conducción defensiva está hecha para convertirte en un mejor usuario de las vías. Si sigues al pie de la letra estas recomendaciones, puedes minimizar los riesgos de estar involucrado en un siniestro vial. Esperamos que esta información te sea de utilidad y puedas llegar a ser el conductor ejemplar que se necesita en las vías, ¡qué tengas un feliz viaje!