Si, al igual que nosotros, eres un amante de los autos y de su evolución a lo largo de la historia, seguramente has escuchado hablar de la marca Citroën, una de las más famosas de todos los tiempos.

Esta compañía francesa, que tiene sus orígenes en la segunda década del siglo XX, es una de las más reconocidas y premiadas dentro la industria automotriz, siendo creadores de automóviles icónicos como el H, el 2CV y el CX.

Si quieres saber un poco más acerca de esta exitosa compañía, te invitamos a que te quedes con nosotros y nos acompañes a lo largo del post.

Historia

Los inicios de esta prestigiosa marca se remontan a comienzos del siglo XX, más exactamente al año de 1906, fecha en la cual su creador André Citroën es nombrado como administrador de Mors, una sociedad automovilística del momento con problemas económicos, pues estaba a punto de desaparecer. En dicha empresa, André pudo implementar su invento más reconocido: los engranajes helicoidales dobles, que potenciaron a los nuevos modelos, generando un notable resurgimiento de la misma.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial, André adquiere la mayoría de acciones de Mors, siendo su primer acto ejecutivo el cambio de nombre. De ahí en adelante llevaría su apellido, y su insignia sería el Doble Chevrón, como representación de su mayor invento. Para 1919, el dueño de la compañía viaja a Estados Unidos, donde estudia el modelo de producción de Ford para establecerlo en su compañía. De esta forma, transforma su taller y se crea el primer modelo: el recordado tipo A.

Esta marca francesa fue la primera europea en añadir carrocerías metálicas (algo que fue copiado por sus competidores), mostrando desde tiempos de antaño su capacidad de innovación. A principios de 1930, la empresa lanza al mercado el Traction Avant, un modelo reconocido por contar con suspensión delantera, con el cual dominarían el mercado por aproximadamente 15 años.

TE PUEDE INTERESAR:  Escudería Ferrari, la velocidad italiana a lo largo de los años

Para 1935, Pierre Michelin toma el cargo de André dentro de la empresa, tomando la dirección corporativa del gigante francés.

Percances financieros

No todos fueron éxitos para la reconocida empresa francesa, debido a que, en algunos períodos de tiempo, la compañía sufrió numerosas pérdidas. Esto, en parte, debido a los altos costos que implicaba fabricar algunos modelos del momento, tales como el GS, el CX y el SM.

Entonces, la marca opta por establecer una sociedad con Peugeot, estableciéndose a partir de 1976 como PSA Peugeot- Citroën. Una de las peticiones que debía cumplir el constructor era deshacerse de Maserati, un modelo que había sido adquirido por la compañía francesa desde 1967.

Esta nueva sociedad tuvo numerosos altibajos a lo largo de los años setentas y ochentas, momento en el cual, a juicio de muchos expertos, perdió identidad, y tuvo que adaptarse a las características que se le imponían para poder sobrevivir dentro de la industria automotriz. Sin embargo, durante esta crisis la marca pudo imponer su estilo y modelo de tracción en algunas ediciones, como en el XM y el Xantia.

Luego de años de inestabilidad -y con la llegada a la presidencia de Jean Martin Folz-, la coexistencia entre estas grandes compañías tomó cierto equilibrio. En ese instante, cada marca adopta su identidad y sigue un estilo propio. De esta manera, surgen los C2, C3 y C4, los cuales son parte de la ideología de la compañía.

Reconocimientos de Citroën

La marca francesa es dueña de toda una serie de premios y reconocimientos, debido al estilo y aceptación de sus modelos. Esto se aplica tanto en la parte comercial como en la parte deportiva. El constructor francés ha sido nombrado como automóvil del año en Estados Unidos en una ocasión, además de tres veces auto del año para Europa. De igual manera, ha sido premiado 10 veces, como automóvil del año en España, 8 en Italia y 3 en Irlanda.

En la parte deportiva, es el único constructor que ha podido ganar en tres campeonatos oficiales (Rally Raid, Mundial de Rally y Campeonato Mundial de Turismos). Además de ello, es la marca con más títulos mundiales, con 15 títulos en todas sus participaciones.

TE PUEDE INTERESAR:  Mitsubishi, dejando una profunda huella en la industria desde 1874

En el año 2019, el constructor francés fue galardonado con el premio Dinamismo Comercial, en la 41 edición de los premios L’ Automobile Magazine, todo debido a que la marca consiguió el mayor crecimiento durante el año, en comparación con sus principales competidores. Este objetivo se alcanzó gracias al éxito de distintos modelos, tales como el C3 Aircross y el C5 Aircross.

Como pudiste notar, Citroën es una marca que infunde historia e innovación en todos sus diseños, lo cual hace que cada día cuente con más clientes satisfechos. Su calidad permitió que haya tomado relevancia a lo largo de los años, siendo sus modelos algunas piezas de distinción. Por ello, si quieres adquirir un auto, esta marca en especial te garantiza seguridad y estilo, pues podrás conducir una máquina que ha sido de las mejores a lo largo de los años.