Por lo general, cuando somos fanáticos de algún deporte nos damos a la tarea de memorizar los nombres de los competidores más representativos, es decir, de los que se destacan por encima de los demás. Con el paso de los años, el automovilismo ha tomado relevancia, pues se trata de una gran disciplina que encierra todo tipo de competencias. Una de ellas y, quizá la más emocionante, es el Rally, en donde seguramente habrás escuchado hablar de Sebastian Loep como uno de sus mayores exponentes.

Loep es tal vez la mayor insignia de esta competición al haber sido campeón mundial en nueve oportunidades de forma consecutiva. Además de ello, posee el récord de victorias con 78, ciento dieciocho podios de carreras y novecientas victorias en tramos cortos, lo cual convierte al piloto galo en toda una leyenda de la competencia. Si eres fan del Rally o te emocionan los deportes de motor y quieres conocer un poco más acerca de este múltiple campeón, te invitamos a seguir con nosotros.

Sus inicios

Los primeros pasos de Sebastian no fueron precisamente al volante de un auto o algo similar. Por el contrario, comenzó desde muy temprana edad a practicar gimnasia, en parte debido a su padre, quien además de ser su entrenador había sido campeón de la disciplina. A lo largo de aproximadamente 10 años en los que Sebastian estuvo activo en este deporte, pudo alcanzar importantes logros, sin embargo, su fama y estrellato llegarían de otra manera.

Loep realizó sus primeras apariciones en rallies en 1995. Corrió en la Rallye Jeunes, en donde fue observado por representantes del equipo Ambition Sport Auto, del cual entraría a formar parte en el año 1997. Al ver que su verdadera destreza se encontraba al volante, abandonó su carrera de ingeniería eléctrica y comenzó a participar en las pruebas nacionales. Lo vimos coronarse como campeón del Trofeo Citroën Saxo en el año 1998.

Este primer logro por parte del piloto galo hizo que muchos pusieran sus ojos sobre él. Uno de ellos fue Guy Fréquelin de Citroën sport, quien inmediatamente decidió contratarlo para su equipo. La decisión no fue para nada desatinada, ya que la escudería pudo conseguir la victoria en el Campeonato Mundial de Rally Junior en 2001 de manos del piloto francés.

TE PUEDE INTERESAR:  Emerson Fittipaldi: conoce la historia y los hitos de esta leyenda

La carrera de campeones

En noviembre de 2003, un joven Sebastian Loep vencía a Marcus Gronholm en la ya reconocida Carrera de Campeones, a bordo de un Peugeot 206 WRC. Este logro le permitió hacerse al trofeo Henri Toivonen que lo acreditó en ese momento como el campeón de campeones.

Nueve títulos mundiales

Como todos sabemos, Loep es el piloto más laureado en la historia del automovilismo, distinción que alcanzó en el 2011. En el Rally ostenta nueve títulos mundiales, donde dominó a placer la competencia entre los años 2004 y 2012.

Su primer título fue en el 2004, un año dorado para el conductor francés, pues ganó el campeonato mundial de Rally con un total de seis victorias y se convirtió en el segundo piloto galo en ganar la competencia. Para el 2005, logra su segundo título mundial, gracias a una cadena de seis victorias consecutivas, obteniendo el trofeo en el Rally de Japón.

De ahí en adelante, todas las incursiones del piloto hasta el año 2012 generaron títulos mundiales consecutivos para el francés. La mayoría de sus victorias las obtuvo de la mano de la escudería Citroën, sin embargo, en el año 2006 alcanzó el campeonato mundial corriendo para la compañía privada Kronos Racing.

Pista y otras competencias

Sebastian también ha probado suerte en la pista, donde ha mostrado de igual manera un gran desempeño al conducir sus bólidos. Por ejemplo, en el 2013 corrió como piloto propietario en el Campeonato FIA GT, donde obtuvo cuatro victorias en 12 carreras. Incluso, participó en el Gran Premio de Macao, en el cual consiguió un segundo lugar.

Por otro lado, en el año 2012, obtuvo la medalla de oro en los X games en la modalidad de Rallycross, disputado en la ciudad de los Ángeles en Estados Unidos. Allí logro imponerse a quince pilotos regulares del Campeonato Global de Rallycross, sin embargo, no pudo enfrentar a su antiguo rival Marcus Gronholm, quien se lesionó durante la etapa de entrenamientos.

TE PUEDE INTERESAR:  Citroën: lo que debes conocer sobre esta exitosa marca innovadora

Como pudiste darte cuenta, realmente es un ícono viviente del automovilismo. En la actualidad, tiene 47 años y aún participa de manera activa en algunas competencias. Es un piloto irreverente que no tiene temor en expresarse cuando algo le disgusta o cuando cree que han cometido una injusticia con él o con su equipo.

Siempre será recordado por dominar por casi una década los mundiales de Rally. Estarán en nuestra memoria todas sus emocionantes carreras. Estos fueron años en donde sabíamos que a pesar de tener percances o de retirarse en una u otra competencia, al final, Sebastian Loep iba a imponer su categoría y se quedaría de nuevo con el título mundial.