Vender un carro usado es una decisión importante y un gran desafío para los colombianos. Al igual que comprar un carro usado, el proceso es la clave para lograr el mejor precio posible y reducir los posibles. Además, un buen proceso, acompañado de las mejores herramientas, te ayudará a tomar la mejor decisión en el menor tiempo posible. Al final, entenderás que no necesitas ser un mecánico experto o un hábil negociante para vender tu carro de la mejor forma.

Esta guía completa para vender un carro usado te mostrará los pasos a seguir y quiénes son los participantes en el proceso. Te explicará las variables que tendrás que tener en cuenta para tomar la decisión final y cómo es el proceso de traspaso y pago del vehículo.

También puede leer: Tu carro usado: la guía definitiva para comprar

Usa la siguiente tabla de contenido para navegar a través de esta guía:


Tabla de contenido

 

Vender un carro usado: una elección entre precio, tiempo y seguridad

En Sequndo reconocemos que no hay un único tipo de comprador para todo tipo de cliente interesado en vender su carro, sino que cada cliente tiene diferentes necesidades especiales que se ajustan a un determinado comprador. El cliente toma la decisión de a quién vender con base en tres factores: el precio, el tiempo y la seguridad. Cada comprador combina algunos de estos factores, pero ninguno los ofrece todos. Lo único que optimiza estos tres factores es el proceso.

La relación entre precio y tiempo

Es una cuestión de costo de oportunidad. Esta relación es común en todas las inversiones y para el caso de los vehículos no es una excepción. Acá es donde entra la diferencia entre vender a un concesionario o vender directamente a una persona natural. Un concesionario da inmediatez a cambio de un precio menor por el vehículo. Al final, de eso se trata su negocio. Por otro lado, vender a una persona natural es una cuestión tiempo a cambio de un mejor precio.

El ejemplo más claro sobre esta relación precio y tiempo es la empresa carro123.com. La promesa de ellos es “Compramos tu carro y te lo pagamos el mismo día”, un asunto de inmediatez. Pero a cambio, te ofrecen un precio de compra inferior al que te ofrecerían los concesionarios, ya que al final estos vehículos son vendidos posteriormente a ellos.

La relación entre precio y seguridad

La relación ente precio y seguridad funciona de forma igual a la relación anteriormente descrita. Otro de los beneficios que tiene vender a un concesionario es la seguridad, ya que no solo te pagan rápidamente, sino que, al tratarse de una empresa, te aseguras que el pago y el traspaso sean realizados correctamente. A diferencia de esto, vender a un desconocido por medios como clasificados, te expone a riesgos como las estafas, incumplimiento en promesas de pago o el hurto del vehículo.

No estamos diciendo que comprar en todos los concesionarios de carros sea seguro, ya que cada día abren y cierran nuevos concesionarios. Pero existen varios concesionarios de tradición, por ejemplo los pertenecientes a ASOUSADOS, una agremiación que reúne a los comercializadores formales de vehículos usados de Colombia, que cumplen con estándares de servicio y cuenta con una excelente reputación.

La relación entre tiempo y seguridad

La relación entre tiempo y seguridad tiene dos aproximaciones. La primera es hacia la búsqueda; y la segunda es hacia la tradición de los concesionarios. En el primer caso, buscar al mejor prospecto de compra, es decir, uno que cumpla con los requisitos de precio y seguridad, lleva tiempo.

En el segundo caso, el tiempo que un concesionario lleve en el mercado, junto con las asociaciones a las que pertenece hablan de su tradición. No ponemos en duda que existan concesionarios nuevos que den seguridad, pero sí sabemos que la experiencia, el número de sucursales y las afiliaciones hacen la diferencia en términos de servicio.

Antes de vender: conoce bien qué estás vendiendo

La preparación es uno de los requisitos para vender bien. No toma mucho tiempo, pero es fundamental al momento de ofrecer el vehículo. Conocer bien la versión, el estado mecánico y la tradición es importante a la hora de fijar el precio. Muchas personas venden sus vehículos como versiones inferiores y otros comparan peras con manzanas, al desconocer la diferencia entre referencias.

1.    Identifique la marca, línea y referencia

Este paso no es tan fácil como parece, sobre todo ahora, donde por cada nueva línea existen 20 versiones diferentes; una estrategia de mercadeo de los fabricantes. Por eso, para hablar un mismo idioma definiremos marca como el fabricante del vehículo (Ejemplo: Mazda, BMW, Renault, etc.), línea como el “apellido” del vehículo (Ejemplo: 2, X3, Logan, etc.) y referencia como el “nombre” (Ejemplo: ALL NEW SPORT TOURING 1.5 5P, XDRIVE 2.0 4X4 AUT, DINAMIQUE 1.6, etc.).

Fíjese que dentro de la referencia puede haber elementos adicionales que diferencien uno del otro como, por ejemplo, el cilindraje, el número de puertas, si es 4×4, si es automático o mecánico, el tipo de carrocería (Sedán o Hashback) y el tipo de combustible que usa.

La sugerencia nuestra es que se guíe por la carpeta que le entregó el concesionario y, si no la tiene, identifique su vehículo en las listas de precios de referencia de la revista motor.

2.    Evalúe el estado mecánico

Conocer el estado del vehículo es importante para entender las aspiraciones de precios a las cuales se puede llegar. Para esto, lo más recomendable es realizar un peritaje, pero si no quiere realizar ningún gasto adicional ponga atención a lo siguiente.

Lo primero que debe saber es que lo primordial es la asegurabilidad del vehículo. No solo porque 3 de cada 4 vehículos se compran a crédito y la asegurabilidad es un requisito para comprarlo por este medio, sino porque es la forma en que se conserva su valor en el tiempo. Por eso, le traemos 5 pecados capitales que evitan que su vehículo sea asegurable y, aunque no son los únicos, son capitales porque no se puede hacer nada para cambiarlos:

  1. Daño estructural:  cualquier golpe fuerte que haya tenido su vehículo y comprometa la seguridad pasiva o activa del mismo.
  2. Vehículo robado y recuperado
  3. Vehículo de importación directa
  4. Modificaciones no originales que comprometan la seguridad pasiva o activa.
  5. Vehículos con corrosión avanzada

Como explicábamos antes, existen más casos donde el vehículo no es asegurable, pero tienen solución, como son rayones, bómperes abollados, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Cuál es el correcto procedimiento para cambiar la batería de carro?

Un vehículo no asegurable se conoce como “fuera de estándar”, pero esto no genera ningún problema si es de fácil arreglo. En el caso contrario, recibirá un valor muy inferior por su vehículo.

3.    Revise la tradición del vehículo

La tradición del vehículo hace referencia a los documentos y el estado legal del mismo. Para poder realizar un traspaso exitoso, el vehículo debe estar libre de:

  • Embargos
  • Órdenes de detención
  • Prendas sin tenencia. Es frecuente cancelar el crédito y no realizar el levantamiento de esta alerta ante las autoridades de tránsito.
  • Abstención de comercialización
  • SOAT vencido
  • Impuestos del vehículo no pagados
  • Infracciones de tránsito sin cancelar del propietario

Con esto presente, ya tiene una visión general de su vehículo, que le servirá en el proceso para tomar una decisión de venta más fácilmente.

Tres pasos para realizar la mejor venta

Cuando ya conoces los detalles del vehículo que quieres vender, es hora de ofrecerlo. El proceso consiste en tres pasos: oferta a concesionarios, a personas particulares y toma de decisión con base en las tres variables que explicamos anteriormente.

Vende tu carro ya la guía definitiva Sequndo proceso

Paso 1: Ofrécelo a concesionarios

El primer paso en el proceso lógico de venta es ofrecer el vehículo a los concesionarios. Como te explicamos anteriormente, ellos te darán un valor inferior al de un particular, pero te servirá de precio de referencia frente a las ofertas de los particulares.

Los consejos que debes tener en cuenta al momento de ofrecer tu vehículo a un concesionario son:

  1. Deja que ellos ofrezcan primero. Deja que el concesionario sea el primero en hablar en materia de precios. Desde ahí empieza a negociar hasta lograr la mejor oferta que te puedan dar.
  2. Incluye dentro de la negociación todos los gastos extra, principalmente costo del traspaso y reconocimiento de los meses vigentes del SOAT y el impuesto. Sí, estás en todo tu derecho de que te devuelvan los meses del SOAT y de impuestos que ya pagaste, y en los cuales no tendrás posesión del vehículo.
  3. Devuelve el vehículo a su estado original. No pretendas que un concesionario te vaya a pagar más por los rines deportivos o el equipo de sonido de competición que le agregaste a tu vehículo. “Engallar” un vehículo simplemente lo hace menos apetecible para muchas personas. Entre más original, mejor.
  4. No inviertas en embellecer tu vehículo. Sí, muchas personas piensan que comprarle nuevas llantas o cambiarle la batería van a valorizar el vehículo. El problema es que los concesionarios compran esas mismas llantas y batería por precios inferiores, entonces no te reconocerán lo que pagaste por ellos. De igual forma, si vas a realizarle un arreglo de pintura, asegúrate que sea de calidad, porque de lo contrario empeorarás la condición del vehículo y cambiaras unos rayones por unas piezas mal pintadas.
  5. Pregunta por los tiempos de pago. El pago total de un vehículo en condiciones normales en Bogotá puede durar hasta 2 días hábiles o menos. Por lo general, la mayoría de concesionarios pagan un 50% contra certificado de tradición y revisión de Dijín, y el otro 50% contra el traspaso.

Después de que hayas ofrecido tu vehículo a por lo menos tres concesionarios, ya estarás listo para el segundo paso.

Sigue leyendo: Tips para tener en cuenta al momento de vender tu carro

Paso 2: Ofrécelo a particulares

Después de ofrecer tu vehículo a concesionarios, ya tendrás un valor de referencia para ofrecerle a los particulares. Para este paso te explicaremos cómo elegir un valor de venta para el particular, cómo ofrecer por clasificados y las medidas de seguridad a tener en cuenta.

¿Cómo elegir el valor de venta?

Para elegir el valor de venta que se va a ofrecer al consumidor final, necesitamos utilizar algunos supuestos que nos da la industria. El primer supuesto es el precio mínimo que vamos a recibir. Este precio lo obtuvimos de los concesionarios que ofrecieron por él en el paso anterior.

El segundo supuesto es el precio máximo al cual podemos vender el vehículo. Para esto simplemente tenemos que mirar en las páginas de concesionarios y buscar un vehículo similar al que estamos vendiendo. Si no encontramos un vehículo que cumpla con las mismas características (marca, línea, referencia y modelo) dentro de las páginas de los concesionarios, entonces buscaremos en clasificados y sacaremos un precio estimado del valor al que se está vendiendo el vehículo.

Por último, para elegir el precio final tenemos que elegir un valor entre el máximo y el mínimo que sea lo suficientemente menor al precio máximo como para que una persona prefiera comprarlo a un particular antes que a un concesionario. Es decir, si pones el mismo precio al que ofrece un concesionario, las personas racionalmente escogerán al concesionario porque da seguridad y rapidez.

De igual forma, no te preocupes si pones un precio alto, ya que las personas tenderán a ofertar por debajo de este.

¿Cómo ofrecer por clasificados?

Ofrecer por clasificados ha sido tradicionalmente la forma más efectiva para ofrecer bienes a particulares. Aunque los clasificados impresos van camino a la extinción, los clasificados digitales luchan con las redes sociales para no perder terreno. Al final es una lucha entre lo pago y lo gratuito.

A pesar de que los clasificados digitales ofrecen anuncios gratuitos, es importante entender que toca pagar para ser visto. Es por eso que los clasificados utilizan los “avisos destacados” o lo planes preferenciales para ofrecer a sus clientes una mayor visibilidad. Esta visibilidad se refleja en el orden en que aparecen los artículos.

Los consejos que podemos darte al momento de publicar por clasificados digitales son:

  1. Si publicas en clasificados donde hay anuncios gratuitos, generalmente estas compitiendo entre anuncios de baja calidad, que por lo general disgusta al que está realizando la búsqueda.
  2. Si quieres que tu anuncio compita con los anuncios de los concesionarios, entonces paga por el anuncio más caro. Al final, los concesionarios pagan paquetes anuales con precios más económicos y publican sus vehículos con la mayor visibilidad.
  3. Cada vez más los clasificados digitales quieren parecerse a Google, por eso utilizan algoritmos de búsqueda donde les dan mayor relevancia a los anuncios con mayor número de imágenes y que tengan video.
  4. Anteriormente identificaste la marca, línea y referencia del vehículo, utilízala en el anuncio e intenta poner la mayor cantidad de información posible.
  5. Toma fotos de alta calidad y SIEMPRE OCULTA LA PLACA. Es muy común la suplantación de identidad, en donde venden tu vehículo en otras plataformas y después te reclaman a ti por ser el propietario del vehículo.

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Qué puedo hacer en caso de un recalentamiento del motor del auto?
 Medidas de seguridad a tener en cuenta al momento de vender a un particular

Como explicamos anteriormente, al vender a un particular puedes tener un mejor precio, pero sacrificas seguridad. Por eso te recomendamos tomar estas precauciones al momento de vender a un desconocido:

  1. No envíes documentación personal o de la propiedad de tu vehículo a nadie. Puedes ser víctima de suplantación.
  2. Muestra tu vehículo en un lugar público como un parqueadero de un centro comercial y siempre ve acompañado. Sugerimos que no reveles la ubicación de donde vives.
  3. Exige siempre el pago por transferencia bancaria. Así dejas constancia de la transacción y evitas fleteos.
  4. Acuerda siempre en el contrato de compra-venta lo que incluye el precio, la forma de pago y cómo se distribuye el pago del costo del traspaso.
  5. Cerciórate de que el traspaso se realice correctamente. De esta forma evitarás que cualquier incidente que tenga el carro, no te lo atribuyan a ti por tener el carro a tu nombre. Por ningún motivo debes entrar formatos para traspaso en blanco.

Recuerde siempre anotar las ofertas que reciba y preguntar por el medio de pago, ya que con esta información podrá tomar la decisión en el siguiente paso.

Paso 3: Elige al mejor comprador y no a la mejor oferta

Retomando los pasos anteriores, ya debemos tener la siguiente información:

  1. Ofertas de los concesionarios
  2. Ofertas y forma de pago de particulares

Con base en esto, tenemos que hacer el siguiente análisis para tomar la mejor decisión, ya que la mejor oferta no es necesariamente el mejor negocio. El análisis son tres preguntas que debe realizar sobre cada uno de los oferentes particulares:

  1. ¿Qué tanta seguridad me da venderle?
  2. ¿Cuánto tiempo se demora el proceso con él o ella?
  3. ¿Es su oferta lo suficientemente buena para compensar la oferta de los concesionarios más la seguridad y rapidez que ellos me brindan?

Al responder estas tres preguntas, en realidad estás asignándole tu valor a las variables precio, tiempo y seguridad que explicamos al comienzo de esta guía. La mejor forma de responder estos cuestionamientos es utilizando una tabla como esta:

  Precio Tiempo Seguridad
Concesionario 1 $40.000.000 2 días 100%
Concesionario 2 $41.000.000 3 días 100%
Interesado 1 $43.000.000 Próx. semana (8 días) 70%
Interesado 2 $44.000.000 Crédito (8-30 días) 80%

En la tabla anterior, todas las ofertas son la mejor opción para diferentes tipos de personas y sus preferencias entre el precio, el tiempo y la seguridad.

Le recomendamos tener esta información presente al momento de tomar su decisión:

  1. Si su vehículo tiene prenda con un banco, el levantamiento puede durar desde 1 día hasta 15, dependiendo de la entidad.
  2. En el proceso de venta a crédito, el banco le desembolsa al vendedor directamente, lo cual aumenta la seguridad de la transacción.
  3. Los concesionarios que pertenecen a la agremiación Asousados son Autoexpo Concesionario, Automoroes Comagro, Autonal, CARCO, Carmax, CasaToro, Distoyota, Equirent, Jorge Cortés, Madiautos, Marcali y Motovalle, entre otros.
  4.  Los concesionarios realizan todo el proceso del traspaso por usted.

Venda con Sequndo

Sequndo acompaña a vendedores y compradores a través del proceso, minimizando los tiempos y aumentando la seguridad entre las partes. Todo desde la comodidad del hogar.

Conozca más sobre Sequndo: Vende tu carro con Sequndo»

El proceso de traspaso y el pago

El traspaso y el pago es la parte más difícil del proceso de compra y venta. No existe hasta el momento una forma de hacer este proceso donde no existan riesgos. La confianza y el contrato de compra-venta son los únicos elementos que pueden garantizar el compromiso de las partes. Es importante aclarar, que nos referimos al caso de negocios entre particulares. Cuando se trata de concesionarios, son ellos los que ponen las condiciones, al final su nombre es su garantía de cumplimiento.

Es difícil confiar en un desconocido, pero es la única forma. El comprador exigirá dar el dinero contra el traspaso, mientras que el vendedor exigirá lo contrario. Es en este punto donde se acuerdan unos términos medios, una parte antes del traspaso, y otra contra traspaso.

Es de suma importancia que todos los detalles del pago y el traspaso se especifiquen en el contrato de compra-venta y sugerimos utilizar trasferencias bancarias para dejar evidencia de los pagos recibidos. Estos detalles deben ir en el contrato: Nombre del banco, propietario de la cuenta y número de cuenta.

Al final, la decisión que deben tomar comprador y vendedor, son los montos a pagar antes y después del traspaso.

Requerimientos para el traspaso

Antes realizar el traspaso, necesita cumplir con estos requerimientos:

  1. Comprador y vendedor deben estar inscritos en el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT). Si no está inscrito haga clic acá.
  2.  Comprador y vendedor deben estar a paz y salvo por concepto de multas por infracciones de tránsito. Puede revisar de manera gratuita si tiene alguna multa pendiente en este enlace.
  3. El vehículo no debe tener ninguna prenda.
  4. El vehículo debe tener los impuestos pagos, el SOAT vigente y la revisión técnico mecánica vigente para los casos en donde aplique.

Para realizar el traspaso deberá llevar los siguientes documentos:

  1. Documento de identidad original del comprador y del vendedor.
  2. Formulario de solicitud de trámite propiamente diligenciado. Lo puede descargar en este enlace.
  3. Contrato de compra-venta firmado por las partes donde conste la transferencia del derecho de dominio e incluya las improntas adheridas al respaldo o el certificado de DIJÍN.

Proceso del traspaso

El proceso se realiza de la siguiente manera:

  1. Tiene que presentarse en alguna de las oficinas del SIM. Puede ver las sucursales en este enlace.
  2. Debe presentar los documentos anteriormente descritos, los cuales serán validados.
  3. Le darán un recibo que deberá pagar en los puntos de atención (ventanillas del banco). Los derechos de trámite para el 2020 son $152.000 más la Retefuente que es el equivalente al 1% del avalúo comercial según las tablas del Ministerio de Transporte.
  4. Debe presentar el recibo de pago y con esto finalizará el proceso.

El traspaso quedará realizado en aproximadamente dos días hábiles. La tarjeta de propiedad se puede demorar dependiendo de la oficina de tránsito hasta 15 días y deberá ser reclamada por el nuevo propietario del vehículo.

Conclusión: vender un carro usado es un proceso

Vender un carro usado es más fácil cuando sigues el proceso adecuado y tomas decisiones con fundamentos. Aunque no todos somos unos vendedores por naturaleza y te encontrarás en el camino con ávidos comerciantes, vender un carro es algo que podemos realizar todos si aprendemos cómo funciona la compra y venta carros usados en Colombia.