Cada cierto tiempo, es necesario cambiar la batería de carro. Al ser importante para que tu vehículo pueda encender, para la radio y las luces, cada vez que una batería cumple su vida útil es necesario que la sustituyas.

Si no quieres dejarle esta tarea a un mecánico para ahorrarte algo de dinero, en el siguiente texto te daremos todas las indicaciones que debes tener en cuenta para poder realizar el cambio sin llegar a estropear cualquier parte del coche y que funcione correctamente.

Paso uno: Identifica la batería y su referencia

Lo primero que debes hacer es levantar la tapa del motor del vehículo y averiguar en dónde se encuentra el depósito de energía. La fuente de poder es muy sencilla de encontrar, ya que, por lo general, se encuentra en la mitad del coche y a simple vista. Si no es así, solo debes levantar la tapa extra que cubre el motor y allí la encontrarás.

Este paso lo vas a realizar antes de comprar la pila nueva. Esto es porque debes conocer cuál es la referencia de la misma. Recuerda que todos los modelos de autos son distintos y cuentan con diferentes terminales. Así evitarás tener que devolverla solo porque no es compatible con tu carro.

Paso dos: Desconecta las terminales de la batería

Ya que tienes identificada la batería y ya has adquirido un repuesto acorde, lo que sigue es hacer su respectiva desconexión. Debes ser cuidadoso al desconectar cada terminal. Además, debes asegurarte que solo sean cables que estén única y exclusivamente conectados a la fuente. Teniendo mucho cuidado al retirar cada cable, vas a proteger los demás circuitos y te evitarás una visita obligatoria al mecánico.

Para ayudarte un poco mejor en este paso: las baterías de vehículos solo cuentan con dos cables muy importantes, el positivo y el negativo. Normalmente, estos están asegurados debajo de una cubierta plástica para asegurar que siempre suministran corriente al carro. Puedes retirarla desatornillándola con una llave inglesa.

TE PUEDE INTERESAR:  El proceso para disponer de placas antiguas o clásicas en Colombia

Paso tres: Quita la sujeción de la batería

Gracias a que tu coche está en constante movimiento, el motor puede vibrar bastante fuerte. La batería debe estar sujeta con un sistema de una correa y una placa para evitar que  cualquier movimiento brusco la dañe. Esto quiere decir que para poder finalmente retirarla, lo que debes hacer es buscar una llave de tubo y una extensión.

Además de esto, va a ser totalmente necesario que lleves algún imán para el perno. Si este se te llegase a caer, hay dos posibles casos. El primero es que solo siga derecho hasta el suelo, pero lo que peor puede suceder es que se quede estancado en algún lugar inalcanzable; así que debes ser muy cuidadoso.

Paso cuatro: Verifica y limpia las terminales

Los cables que van conectados a la batería pueden llevar un buen tiempo sin ser tocados por nadie. Al retirarlos, puede que se encuentren un poco sucios. Lo que debes hacer en este caso es hacer que vuelvan a adquirir su tono gris brillante con un papel de lija.

También es importante que recuerdes que las baterías funcionan gracias a un ácido corrosivo que también puede quedar en las terminales. Así que es muy recomendable hacer todo esto con unos guantes de protección.

Paso cinco: Instala la nueva batería

Desde este momento, es recomendable que leas las instrucciones para así poder colocar de manera muy segura y efectiva la nueva pila. Lo que harás es, primero que todo, asegurarla para que el movimiento del vehículo no la dañe. Luego, debes estar muy atento para que puedas conectar el polo positivo con el positivo, y el negativo con el negativo.

Debes estar pendiente en todo momento de que a las terminales no les caiga ni suciedad ni grasa. También asegúrate de que todo esté bien atornillado y conectado, pero sin hacer demasiada fuerza.

Paso seis: Desecha tu batería vieja

Ninguna batería es amigable con el medio ambiente. Para que puedan almacenar mucha energía, recargarse y poder pasar corriente, estas se fabrica con unos químicos corrosivos que pueden llegar a ser peligrosos, tanto para las personas como para la naturaleza.

TE PUEDE INTERESAR:  Las claves de la tracción delantera y trasera

Por esta razón es que debes tener especial cuidado a la hora de deshacerte de la vieja. Pero no tienes que preocuparte demasiado por esto, ya que los proveedores de pilas de carros nuevas tienen el deber de hacer esto por ti. Si te llevaste de antemano la fuente de poder vieja contigo, puedes entregarla y ya te desentenderás completamente de esta carga.

Conclusión

Ya que optaste por intercambiar la batería de carro tú mismo, debes asegurarte muy bien que todo está bien conectado y que el coche funcione correctamente y no haga ruidos raros. Por otro lado, también resulta ser muy importante la disposición final de estas pilas para poder contribuir un poco al medio ambiente.